Con nuestra proverbial buena suerte con los elementos climáticos, pudimos disfrutar de este bello entorno de la sierra de Guadarrama en un día radiante de otoño.

José Luis nos llevó bordeando el embalse de La Jarosa, cuyas aguas rielaban bajo los agradables rayos del sol que nos acompañaron durante todo el paseo. Luego ascendimos suavemente por el camino histórico de La Carrasqueta, cruzando el pinar de pinos resineros que cubre la ladera. Aquí nos explicó nuestro compañero Ignacio las tres especies de pino, y su distribución natural, que podemos encontrar en esta zona: el pino silvestre, el pino resinero y el pino laricio. Nos desviamos a continuación hacia la derecha, dejando a nuestra izquierda precisamente la mancha de ejemplares de pino laricio, hasta llegar a la cerca histórica de Felipe II, donde José Luis y Jesús nos explicaron mano a mano la historia de esta singular obra, mojón de la historia del monasterio de San Lorenzo y de todo nuestro entorno.

Descendimos después siguiendo el arroyo del Picazuelo, de vuelta a nuestros vehículos.

El reportaje fotográfico corresponde en esta ocasión a nuestra compañera Eulalia:

 

WhatsApp
YouTube
Instagram