Domingo, 12 de Diciembre de 2021

Comenzamos la ruta con un tiempo estupendo, el cielo azul sin amenazas de nubes y un sol poderoso culminando la preciosa sierra que se nos mostraba a la vista.

José Luis Soriano, uno de los guías del recorrido, comenzó contándonos las singularidades de la sierra de Hoyo de Manzanares, destacando especies de animales, como una especie de topillo con el más alto grado de protección europea, llamado Iberón o topillo de Cabrera, especies botánicas como orquídeas y otras “rarezas” más propias de terrenos calizos. Os recordamos que está disponible en nuestro canal de Youtube: “CHARLA SOBRE LA VEGETACIÓN DE LA SIERRA DE HOYO DE MANZANARES Y TORRELODONES” de Miguel del Corro https://www.youtube.com/watch?v=XPEVHW0cKLo

También podéis consultar https://delmanzanaresalguadarrama.wordpress.com/. Su blog de botánica.

Iniciamos la marcha entre jaras, encinas, y enebros, desprendiendo el olor del despertar del día. Descendimos por el camino atravesando el cauce del arroyo Peregrinos, seco en estos momentos y volvimos a ascender hasta alcanzar el punto del camino de la Navata donde los propietarios de la finca del mismo nombre han cortado el paso, impidiendo recorrer un camino histórico que comunica los municipios de Collado Villalba y Moralzarzar por un lado, y Galapagar y Torrelodones, del otro lado.

Los guías de la excursión explicaron la importancia de este camino, que fué una vía de comunicación imprescindible, y que debe de seguir abierto para facilitar la comunicación, a pié o en bici, entre estas poblaciones serranas tan importantes. Es intención de camineros, junto con las asociaciones de estos ayuntamientos, iniciar acciones para abrir de nuevo el paso.

Después de un pequeño trecho, llegamos a las inmediaciones de la fuente de Cabeza Rubia, donde se inicia el arroyo del Endrinal. Esta zona figura en documentos históricos como el Libro de la Montería de Alfonso XI y por ella pasan caminos públicos que comunican Collado Villalba, Moralzarzal, Galapagar, Hoyo de Manzanares y Torrelodones, como nos comentó el otro guía de la marcha Carlos Sanjuán Pitarch.

Imágenes de la zona de la fuente de Cabeza Rubia de la Ilustración Española e Iberoamericana de 1884 y en la actualidad

Aunque oculto a la vista por las zarzas, encontramos el hito que marca el límite entre los municipios de Villalba, Moralzarzal y Galapagar.

También se nos señaló que la fuente de Cabeza Rubia, a pesar de ser un lugar tan importante históricamente, estaba oculta y desaparecida entre zarzas y maleza, fueron los vecinos, los que con su propios medios, azadas, guadañas y otros instrumentos limpiaron las inmediaciones para posibilitar el acceso y pusieron una pequeña conducción, para que no quedara enterrado este vestigio de importantes acontecimientos de estos lugares y sus gentes.

Luego accedimos al lugar, oculto entre la vegetación, donde permanecen unas piedras a modo de mesa y bancos, en los que descansaban los paisanos y parece ser, algunos cazadores, como detalla la ilustración arriba mencionada.

Iniciamos la bajada atravesando un pequeño pinar, que se utilizó como vivero hace varias décadas.

Atravesamos unas preciosa lajas de piedra, para llegar al arroyo de Peregrinos que nos regala el salto del Covacho, aunque con muy poco caudal en estos momentos, este precioso salto de agua merece ser visitado en primavera cuando recoge el caudal de las nieves derretidas más arriba.

Regresamos ya, al punto de partida, admirando los preciosos berrocales de la sierra y los buitres leonados planeando en el cielo en busca de comida.

En fin, cerramos la estupenda mañana, en compañía de los amigos de siempre y de nuevos amigos que se incorporaron a disfrutar de la preciosa Sierra de Hoyo de Manzanares y, también, a reivindicar los caminos que comunican lugares y sobre todo, personas.

Crónica de Isabel García Benito
Fotos de Carlos Sanjuán Pitarch e Isabel García Benito

WhatsApp
YouTube
Instagram