En esta ocasión, la Sociedad Caminera invitó a sus socios a una salida cultural que nos llevó a conocer, de la mano de expertos arqueólogos, una interesantísima parte del Toledo visigodo.

Toledo visigodo-yacimiento de Guarrazar

Alrededor de 45 socios nos subimos al autobús en un día más veraniego que otoñal para dirigirnos hacia Toledo, donde visitamos el poco conocido Museo de los Concilios y de la cultura visigoda, donde las explicaciones de la arqueóloga María José Calvo nos permitió adentrarnos en el conocimiento del mundo visigodo.

Toledo visigodo-yacimiento de Guarrazar

Destacaremos, en primer lugar, el espacio físico del museo, la iglesia de San Román, un magnífico ejemplo de arquitectura mudéjar que constituye él solo una lección de historia, ya que fue construida en el siglo XIII sobre una antigua mezquita. Es de planta basilical y consta de tres naves separadas mediante arcos de herradura que descansan sobre pilares de ladrillo con columnas adosadas, cuyos capiteles son aprovechados de construcciones romanas e hispanovisigodas anteriores, mientras que la cabecera es de estilo plateresco. Muy interesantes resultan también las pinturas murales repartidas por toda la iglesia. En este marco tan apropiado se conservan piezas originales provenientes de distintas excavaciones romanas y tardorromanas, fundamentalmente elementos arquitectónicos tales como capiteles, frisos, losas,… y piezas de orfebrería (fíbulas, hebillas, anillos…), así como una reproducción del tesoro de Guarrazar.

Esta introducción nos llevó después, precisamente, a conocer el lugar donde fue encontrado dicho tesoro, en el pueblo de Guadamur. Allí nos esperaba el director de la excavación, Juan Manuel Rojas, que con mucho tesón y voluntad está poniendo en marcha un proyecto de excavación arqueológica visitable de iniciativa privada, que se inaugurará el mes próximo. En sus instalaciones, Juan Manuel nos explicó en primer lugar, con ayuda de unos interesantes paneles, la ocupación del territorio en esta zona en diversas etapas de la historia y los restos del paso de las diferentes poblaciones y sus actividades: molinos, bodegas, pozos, granjas, castillos, … También nos contó la historia y anécdotas del descubrimiento del famoso tesoro, compuesto por una gran cantidad de piezas de orfebrería visigoda (fundamentalmente cruces y coronas votivas), a mediados del siglo XIX, por azar y por gentes del lugar, así como las desventuras por las que pasó dicho tesoro hasta que las piezas que no se han perdido, robado o fundido llegaran a sus actuales destinos, donde pueden ser contempladas: el Museo de Cluny en París, la Armería del Palacio Real de Madrid y, fundamentalmente, el Museo Arqueológico de Madrid.

Toledo visigodo, yacimiento de guarrazar

Destaquemos que, desde que Amador de los Ríos estudiase en su época el hallazgo del tesoro, hasta principios del siglo XXI, no se había vuelto a estudiar la zona, asumiendo que el tesoro de Guarramar provenía de la ciudad de Toledo, despreciándose los indicios de construcciones documentadas por el historiador. Hubo que esperar hasta el año 2005 para que un arqueólogo alemán hiciese unas primeras prospecciones, origen de las actuales excavaciones que han sacado a la luz una construcción ligada al manantial donde se lavaron en su día las piezas de orfebrería encontradas, y donde el año pasado la actual alcaldesa del municipio de Guadamar encontró un zafiro proveniente de una de estas piezas; una basílica de la que se pueden observar en la excavación las bases de dos columnas de mármol así como las diferentes ocupaciones que tuvo en épocas sucesivas (como el aprovechamiento de estos elementos pétreos para la elaboración de cal); y un edificio de unos 1.500 m2 que se interpreta como una residencia veraniega de los reyes visigodos.

Tras comernos el merecido bocadillo en el parque municipal de Guadamar, volvimos seguidamente a Torrelodones, dando por concluida una interesantísima visita cultural que nos ha permitido conocer con algo más de profundidad un mundo remoto en el tiempo pero muy próximo a nuestro entorno y cuya apreciación e interpretación están cambiando gracias a a la labor de arqueólogos como los que hoy nos han acompañado. Le deseamos mucha suerte a Juan Manuel con su proyecto para que pueda proseguir con una excavación que puede seguir arrojando más luz sobre el Toledo visigodo.

Si quieres ver más fotos: https://goo.gl/photos/9J6NsUxKBBuEW6BK9

WhatsApp
YouTube
Instagram
Este portal web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la nuestra que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. Al pinchar en “Más info” el usuario debe llegar a la siguiente política de cookies: Política de cookies No utilizamos cookies para recoger información de los usuarios. Únicamente se utilizan cookies propias, de sesión, con finalidad técnica (aquellas que permiten al usuario la navegación a través del sitio web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que en ella existen). El portal del que somos titulares contiene enlaces a sitios web de terceros, cuyas políticas de privacidad son ajenas a nosotros. Al acceder a tales sitios web usted puede decidir si acepta sus políticas de privacidad y de cookies. Con carácter general, si navega por internet usted puede aceptar o rechazar las cookies de terceros desde las opciones de configuración de su navegador.   
Privacidad